Aquest web utilitza cookies per millorar l'experiència de navegació. Pots acceptar-les i continuar navegant o revisar les preferències de privacitat en qualsevol moment.
entrevistes / el siglo
Beatriz Sánchez, "Hay que lanzar puentes entre países para que la lucha sea global"











23 novembre, 2018 / Entrevista Teresa Carreras (Londres), a la candidata del Frente Amplio en la última elección presidencial en Chile

Después del huracán Bolsonaro, la izquierda en América Latina tiene nombre de mujer. Beatriz Sánchez, la periodista que fue candidata en las últimas elecciones presidenciales en Chile, es una de ellas. Galardonada periodista chilena, se define como feminista, activista, frenteamplista. Sánchez ha clausurado el XXIII Congreso de la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras en Londres con un mensaje claro: "Con una candidatura feminista, el Frente Amplio (FA) quiere lograr un profundo cambio social, cultural y político en Chile".

Usted sorprendió pisando los talones al segundo candidato en las presidenciales. ¿Se lo esperaba?

Habíamos trabajado mucho pero fue una sorpresa para todos que tanta gente nos apoyara. He sido candidata de un tercer conglomerado de partidos políticos que irrumpió en la política chilena hace escasos dos años. En nuestro país desde el final de la dictadura existe un bipartidismo o duopolio con el Chile Vamos, de centroderecha, y la Fuerza de la Mayoría, de centroizquierda, que se han pasado el poder de uno a otro en los últimos veinticinco años. En esta situación dejaron unos espacios que llenamos el Frente Amplio (FA) para dar voz a todos y todas aquellos descontentos que veían a un centroizquierda hacer políticas netamente de derechas. Aunque no somos exactamente lo mismo y que el FA es un conglomerados de partidos y movimientos de izquierda, yo lo comparo con Podemos y sus confluencias, para que se entienda en España. La irrupción en el mundo político fue muy similar.




¿Quién es Beatriz Sánchez?

Soy una mujer política. He sido candidata a la Presidencia y esto en Chile, ya es un tema. Llevar el pelo corto, no vestir según los cánones clásicos, ya fue motivo de comentarios en un país que es muy conservador en el liderazgo. En Chile tenemos hoy en día una clase política que se ha ido distanciando de la ciudadanía. Yo hacía ya tres elecciones que ni votaba. Me lo propusieron a iniciativa del partido Poder y el FA aceptó que yo fuera su candidata con un planteamiento feminista y que, a partir del feminismo, intentemos mejorar la vida de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. Yo siempre he sido activista por el aborto libre y seguro. Chile es un país muy conservador y la élite es muy cercana a la Iglesia católica. El año pasado se aprobó en tres supuestos pero nosotros estamos por el aborto libre y seguro. Las clases dirigentes siempre están más atrás que la ciudadanía.
En Chile hemos tenido una presidenta mujer, Michelle Bachelet, a la que respeto pero creo que tenemos liderazgos distintos. En nuestro país hay negocio en todo pero sólo para las clases dominantes. Yo soy de las que piensa que hay una sintonía mundial en ir cuestionando la forma y el fondo político de las élites. Tenemos que lanzar puentes entre países para que nuestra lucha sea más global. Buscamos un pacto social distinto y en Chile esto ya se está notando. Los sectores conservadores ya han reaccionado a este movimiento. No quieren perder ni el poder ni el dinero.

¿Como valora el Congreso de AMMPE que clausuró en Londres?

Fue muy interesante conversar con la periodista de la BBC, Fiona Glover sobre mi experiencia en un marco tan bonito como la Dockyard Church del Campus de la Universidad de Kent. El Congreso de la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras (AMMPE) nos mostró que aunque ustedes estén en Europa y nosotras en América Latina experimentamos experiencias similares. Aunque hablamos lenguas distintas y que cada país tiene su identidad, los debates en los veinticinco paneles, con casi cien oradores y oradoras fueron muy globales. Está claro que un mundo complejo como es el actual necesita todas las voces para ser explicado y que la voz de las mujeres es silenciada muchas veces. Por ejemplo, cuando hay noticias o reportajes sobre las personas que huyen de las guerras las mujeres son casi siempre invisibles. También se habló de las nuevas temáticas y de la utilización del teléfono inteligente para rodar, editar y emitir una noticia, como nos mostró la periodista española Leonor Suárez. Fue muy interesante.

Recordando a la feminista valenciana y exministra de Cultura (1993-1996), Carmen Alborch, recientemente fallecida, el congreso acordó promover el feminismo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. ¿Qué le parece?

Me pareció muy relevante que la red europea de GAMAG propusiera al Congreso de AMMPE, recogiendo el testimonio de la feminista Carmen Alborch, empezar a dar forma a este acuerdo. Entiendo el feminismo como una lucha por los derechos de las mujeres, que son derechos humanos. Y en este contexto me parece excelente la idea. El feminismo es un movimiento de todas las mujeres, no sólo de las periodistas. Me pareció genial. A mí nunca se me habría ocurrido. Las que somos feministas, como lo era Carmen, buscamos cambios estructurales y esta idea va en el sentido correcto. En España la paralización de muchísimas mujeres el 8 de Marzo fue muy inspiradora para lo que fue unos días después aquí, en América Latina.

En el Congreso se denunció el acoso en las redes a muchas periodistas y, también, a mujeres como la directora general de Igualdad del Gobierno de Cataluña. ¿Se tiene que alzar la voz en estos casos?

Este acoso se tiene que denunciar absolutamente. Me parece muy valioso que este tipo de acoso vaya siendo una discusión más pública. No se tiene que esconder. Algunos aluden a la libertad de expresión pero para mí amenazar en las redes o fuera de las redes es persecución y acoso y debe estar castigado. Me gustó que fuera el mismo Gobierno catalán quien haya denunciado al acosador de la directora general de Igualdad, Mireia Mata. En las redes se están traspasando unos límites porque todo parece más anónimo. Escuché con mucha atención la denuncia de la periodista de Azerbaiyán Arzu Gellbuyayeva, que participó en el panel de GAMAG y la OSCE, denunciando amenazas de muerte. En Europa este año han muerto nueve periodistas, dos de ellas mujeres que antes de asesinarlas denunciaron acoso en las redes. Es normal que haya una indignación popular en la utilización de las redes para acallar las voces que son crítica.

Dice que el Frente Amplio se parece a Podemos. ¿Conoce personalmente a Pablo Iglesias?

No, nunca hemos coincidido. A quien conocí hace poco fue a Iñígo Errejón, que estuvo en Chile. Ambos países tenemos sistemas políticos muy distintos: el español es parlamentario y el nuestro es muy presidencialista. Pero nuestros partidos tienen que ver con la renovación de la izquierda y lo que significa definir las políticas públicas para mejorar la vida de la gente. Yo dije que tenemos que aplicarlas con cariño porque la política no se debe hacer con una calculadora para definir , por ejemplo, cuál debe ser el salario mínimo o establecer el precio del transporte público. Tiene que ser una discusión social y política desde una mirada feminista.

¿Cómo ve que el presidente Pedro Sánchez, intente llevar adelante una legislatura con el concurso de Podemos?

Soy muy respetuosa con la realidad española porque la veo desde lejos, pero es muy interesante la discusión que se genera cuando surge un tercero. Para impulsar algunas políticas públicas ha sido vital la presencia de Podemos, porque de alguna manera va empujando y corriendo el cerco hacia unas políticas públicas distintas a las que esperábamos del PP y del PSOE. En este punto valoro positivamente las políticas de Pedro Sánchez. Me gustaría que el Frente Amplio lo lograra. Hoy en día tenemos veinte parlamentarios pero no somos mayoría para que en el Congreso esta fuerza lograra empujar. En España creo que pasa algo de esto. En este primer año de Piñera en Chile ya no está cumpliendo con lo que prometió puesto que el desempleo ha subido y el crecimiento se está estancando. Se están perdiendo una serie de logros ganados en los gobiernos anteriores y nosotros. tenemos que denunciar estas políticas claras de derechas.

¿La izquierda ha quedado tocada en América Latina con el giro conservador que se está dando en la región?

Tenemos que definir cómo deben ser los liderazgos. En Chile las mujeres estamos muy por debajo de los hombres en el ejercicio del poder pero estamos luchando. He tenido contacto con Verónika Mendoza, de Perú, o Manuela d'Ávila, en Brasil. Ha habido intentos con Rafael Correa en Ecuador; Evo Morales en Bolivia, y antes con Chávez en Venezuela; Cristina Kirchner en Argentina, y Lula en Brasil. Estos gobiernos fueron un paréntesis en el centroizquierda latinoamericano porque siguieron manteniendo un sistema sustentado en una desigualdad grande, como pasó en Chile, también. La verdad es que hay un sentido común de la gente que hoy en día reclama mano dura y hacer un alto a la emigración y estas políticas pueden sonar muy brutales. Esto es lo más grave para mi gusto. La izquierda renovada debe procurar construir instituciones más sólidas que hasta ahora.

¿Las cosas se arreglan con mano dura como ha prometido el próximo presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, que tomará posesión el 1 de enero?

Él así lo ha prometido pero, en mi opinión, éste es el camino equivocado. La izquierda tenemos que analizar por qué mucha gente ha creído que con mano dura se solucionan los problemas. Bolsonaro tocó temas que son sensibles y que no están cubiertos, como el orden total, la mano dura y alejar la corrupción. Desde la izquierda tenemos que ser capaces de hablar de cómo deben ser los derechos de las personas, la gratuidad de los servicios públicos, entre otras cosas, y también tenemos que hablar de seguridad ciudadana, de orden en el país, seguridad en el crecimiento y de seguridad en el empleo. Creo que aquí hay una clave. Estos días en Londres todas las conversaciones giraban en torno al Brexit y a estas ultraderechas que están ganado espacios en Europa.
Aunque pueden ser distintas de las de Bolsonaro también hay una conversación pendiente respecto a la socialdemocracia y lo que consiguió respecto a esta globalización europeísta.



E
Beatriz  Sánchez,
@asantos
Beatriz  Sánchez,
@asantos
Beatriz  Sánchez,
@llperez
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
@asantos
Beatriz  Sánchez,
@llperez
Beatriz  Sánchez,
@tcarreras
Beatriz  Sánchez,
@asantos
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
@tcarreras
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
@divacriado

Warning: getimagesize(admin/magatzem/blocfot/voluntaries-ammpe-as-copia.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /usr/home/teresacarreras.com/web/index.php on line 227
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,

Warning: getimagesize(admin/magatzem/blocfot/foto-grup-carreras-gibson-as-copia.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /usr/home/teresacarreras.com/web/index.php on line 227
Beatriz  Sánchez,
Beatriz  Sánchez,
x
Actualiza ya tu navegador

O instala un navegador alternativo:

¿Por qué debo actualizar?

Las tecnologías usadas en las nuevas páginas web, poco a poco están dejando de brindar soporte a navegadores antiguos. La visualización de estos sitios con navegadores desactualizados no será óptima.

Un navegador actualizado se encuentra menos vulnerable en aspectos de seguridad frente a los ataques de phishing y publicidad no deseada.