Aquest web utilitza cookies per millorar l'experiència de navegació. Pots acceptar-les i continuar navegant o revisar les preferències de privacitat en qualsevol moment.
el siglo
31 mar
entrevistes / el siglo
El diputado Joan Josep Nuet del Grupo Republicano en el Congreso (como miembro de Soberanistes) está pendiente de sentencia por las "desobediencias reiteradas" de las que le acusa el Tribunal Supremo, pero él se defiende. "Pude demostrar de manera clara mi inocencia. No soy independentista y el pueblo que es soberano pedía debate político. Esto es lo que defendí", afirma a 'El Siglo' pocos días después de sentarse en el banquillo del Supremo, acusado de apoyar las iniciativas independentistas cuando era miembro de la Mesa del Parlament (por Catalunya Si que es Pot) en 2017.

¿Qué espera de la sentencia?

La situación es difícil porque el camino judicial del procés está muy trillado. Tanto la sentencia a los presos políticos como la del resto de la mesa del Parlament que presidió Carme Forcadell del 2015 al 2017 van a ejercer una fuerte presión sobre mi caso porque son sentencias que marcarán la deliberación del Tribunal.

Aporté muchas pruebas con las que demostré de manera clara mi inocencia. Estas sentencias continúan de manera clara el relato elaborado por el fiscal Maza sobre la trama criminal de los independentistas que es totalmente equivocada. Esta fue una decisión política que marcará mi caso y, por tanto, las posibilidades de salir absuelto son pocas.

¿Por qué lo juzga el Tribunal Supremo en lugar del TSJC si los hechos sucedieron en Catalunya?

Ahora soy diputado en el Congreso y estoy aforado por lo que me tiene que juzgar el TS. Esta es la interpretación. Veremos al final de todo este macro juicio contra el independentismo los vicios de forma que habrá tenido el proceso judicial. Ha habido garantías procesales que no se han respetado. Se me podía haber juzgado en el tribunal más cercano a donde supuestamente se ha cometido el delito y no hay posibilidad de recurso.

Para situar a nuestros lectores: la Fiscalía presentó una querella contra Forcadell y los miembros de la Mesa. ¿Por qué no se le incluyó en la primera querella y sí en las posteriores?

En España tenemos una constitución no militante que significa que se puede defender cualquier idea política incluso las no constitucionales. En el 2015 por primera vez en la historia hubo una mayoría independentista en Catalunya y un Govern también independentista y el Tribunal Constitucional en medio de la jugada decidió cambiar las reglas. Advirtió a la Mesa que previamente tenia que hacer un análisis de constitucionalidad de una ley o resolución y que si no hacían este control podría derivarse un acto penal contra ellos. Este cambio de normas convertía a la Mesa del Parlament en un 'mini TC' y aparecieron muchas dudas por parte de todo el mundo. Este organismo no tiene capacidad de un análisis constitucional como si fuera un tribunal. Se nos colocó a todos bajo una presión totalmente excesiva.
Tengo una posición muy crítica ante esa forma de proceder y, por ello, me he defendido porque creo que soy inocente. Mi voluntad nunca fue desobedecer al Tribunal Constitucional, sino permitir un debate político que estaba ya en la calle tal como habíamos procedido hasta entonces.

"Mi voluntad nunca fue desobedecer al Constitucional, sino permitir un debate que ya estaba en la calle"




més
19 mar
entrevistes / el siglo
Exconsellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia por ERC del Govern Puigdemont, condenada e inhabilitada y actualmente en régimen de semilibertad, Dolors Bassa apuesta por un Govern con ERC, JxCat y la CUP que sea el reflejo del resultado de las elecciones del 14-F. "Esto es lo que quiere la ciudadanía catalana", afirma. Bassa considera necesario forzar al Gobierno de Pedro Sánchez a hacer propuestas para solucionar el conflicto político con Cataluña. "Es doloroso pensar que tengo que regresar a la cárcel" dice apresurada contando los minutos que le quedan antes terminar la entrevista con 'El Siglo'.

¿En qué situación procesal se encuentra actualmente?

Actualmente estoy en tercer grado con muchas posibilidades de volver a entrar en prisión. Yo y la presidenta Forcadell estamos en el trámite de contestar las alegaciones al recurso que ha hecho la Fiscalía, que acabará el 25 de este mes en el Tribunal Supremo. E inhabilitadas para cargos públicos durante toda la sentencia que, en mi caso, es de doce años.

¿Cómo valora el retorno por sorpresa de la exconsejera Meritxell Serret que estaba en Bélgica?

Ella consideraba que estaba regalando tiempo a su represor y por esto decidió volver. Las causas son distintas. A ella no se le había cursado ninguna euroorden y las acusaciones que pesan sobre ella son de desobediencia y de malversación, sin pruebas. més
9 feb
entrevistes / el siglo
Inhabilitado para presentarse a las elecciones del 14-F, Raül Romeva está haciendo campaña para ERC en los momentos que le permite el tercer grado. El exconseller del Govern Puigdemont está convencido de que Fiscalía y Tribunal Supremo les van a interrumpir el tercer grado, aunque no sabe si antes o después de las elecciones catalanas. Afirma rotundo que no habrá tripartito ERC-PSC-Comuns, y que tampoco habrá apoyo exterior de ERC a un posible gobierno presidido por Salvador Illa.

¿Cómo lleva esto de salir de prisión e ir a un mitin, pasando por casa, si puede?

Lo llevo bien porque la mayoría de las personas lo que más ganas tienen es de sentirse útil. Este es mi caso. Salgo de la cárcel, voy a hacer mítines y voy a trabajar porque colaboro con Bosnia a través de la asociación City to City. Me gusta llegar a casa y poder hacer de padre, de marido o de hijo. Sintiéndome útil estoy agradecido. Cuando estoy encerrado y no puedo ser útil me siento mal.

¿Le sabe mal no poder estar en las listas de ERC en este 14-F?

Sí, claro. Pero el partido está muy bien representado. En los mítines hablo en nombre de ERC. Entré hace muchos años en política para trabajar por el bien común y aquí sigo habiendo pasado desde el Parlamento Europeo a Lledoners. Lo que me horroriza de la situación actual es la anti-política alimentada por los que dan alas a la extrema derecha. Aquellos que frivolizan con el fascismo sociológico, político y en algunos casos institucional me dan pánico. Tenemos que intentar que sus ideas no entren en las instituciones y mucho menos en el Parlament el 14-F. Si VOX entra será porque no habremos hecho bien las cosas desde las instituciones y vamos a cambiarlas con la política. més
4 feb
entrevistes / el siglo
La vicesecretaria primera del PSC afirma que el voto a los socialistas el 14-F es la oportunidad para acabar con la decadencia que sufre Cataluña. "Necesitamos un gobierno para Cataluña que mire a todos los catalanes", asegura. En opinión de la número dos de la candidatura socialista concentrar el voto en Salvador Illa será la mejor forma de pasar página del procés que ha dejado en estos últimos años una Cataluña dividida que ha perdido el liderazgo económico y social.

La campaña, por el momento, es un "todos contra Illa". ¿Cómo lo llevan los socialistas?

Nosotros venimos de un "Tots contra el PSC" (Todos contra el PSC) durante estos años en los que hemos luchado contra el nacionalismo catalán a la vez que con un nacionalismo español inmovilista que no quería reconocer la realidad. Estábamos en medio y recibimos ataques permanentes; unos nos llamaban independentistas y otros carceleros. En aquella situación yo pensaba que si estábamos en medio debía ser porque no lo hacíamos tan mal. Aquello fue muy duro. Los ataques contra Salvador Illa nos indican que es el candidato que tiene más posibilidades de ganar.

"Hemos luchado contra el nacionalismo catalán y contra el español. Fue muy duro"

¿Por qué cree que Salvador Illa puede ganar?

Porque Cataluña quiere volver a ser líder. Antes de la aparición de Salvador Illa los catalanes se habían resignado a no serlo porque no lo veían posible. Illa ha convertido esta resignación en esperanza y en una posibilidad real de cambio. Es el auténtico revulsivo que pondrá fin a este conformismo porque con él se ve el cambio real. Mucha gente quería el cambio pero le parecía imposible. Salvador concentrará todos los esfuerzos en su candidatura y esto nos hace entender que él recibirá apoyos más allá de los socialistas para forzar la situación y superar la política de bloques, el procés. més
21 gen
entrevistes / el siglo
El ex 'conseller' de Cultura con Carles Puigdemont, Lluís Puig, se siente satisfecho por el rechazo de las autoridades belgas a su extradición. Se presenta a las listas de las próximas elecciones del 14-F, pendientes de la decisión definitiva de convocatoria del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). "Estoy preparado para el 14-F igual que para cualquier otra fecha. Lamento que no la decidan los propios catalanes".

¿Cómo ha afrontado el rechazo de los tribunales belgas a su extradición?

Más tranquilo pero muy consciente de que con esta sentencia no acaba nada. Es una victoria importante sobre todo si puede tener repercusiones en otros casos. Se abren nuevas posibilidades en el trámite del suplicatorio al presidente Puigdemont, y de los consejeros Comín y Ponsatí. O ayudar a otras causas jurídicas como algunas que están en Estrasburgo. En la euroorden cursada por el juez Llarena ha habido una flagrante vulneración de derechos fundamentales, específicamente el de la presunción de inocencia, y esto lo dice Bélgica. Me gustaría que pudiera ayudar a otros y fuera una victoria compartida que esto es lo que buscamos.

¿Cuáles son los argumentos del Tribunal de Apelación belga en la vulneración de la presunción de inocencia?

Dicen que desde que empezó la instrucción las declaraciones de altos cargos y de la judicatura nos consideran culpables. El fiscal Zaragoza hacía un artículo en el que nos llamaba golpistas cuando la sentencia no lo dice. Tenemos que manifestar claramente que el sistema judicial español está situando a España fuera del estándar democrático europeo. Saben que queremos marchar de España y que nos quedaríamos en Europa. més
16 des
entrevistes / el siglo
«La cifra récord de 590 muertes por Covid diarias, en mi opinión, no es aceptable". Así ha sido como la canciller Angela Merkel comunicó a su población de forma clara el cierre de toda actividad no esencial hasta pasadas las fiestas navideñas, con la indemnización que les corresponda.

Angela Merkel, que sabe humanizar las situaciones y explicarse bien incluso mostrando sus emociones, dejará la presidencia europea brillando con luz propia, a pesar de este confinamiento duro que impone a sus ciudadanos. Dejará la presidencia como la gran negociadora que ha sido para desbloquear los presupuestos comunitarios y que los fondos de recuperación post pandemia puedan llegar –aunque tarde– a todos los europeos.

En la cumbre de invierno, tras una propuesta de la Presidencia de turno, los Veintisiete supieron sortear el chantaje que venían exhibiendo Hungría y Polonia desde hacía muchos meses sobre el fondo europeo anticrisis para intentar seguir saltándose el cumplimiento del Estado de Derecho. La propuesta alemana, con el visto bueno de Merkel, derritió como un azucarillo el ultimátum de los dos socios del Este que llevaba muchos días coleando.

més
12 nov
opinió / el siglo

Kamala Harris, la nueva vicepresidenta electa de los Estados Unidos (EE UU) es un diamante en bruto. Estoy segura de que utilizará los próximos cuatro años para pulir sus virtudes con las que intentará cambiar el paradigma global del mundo y basarlo en una justicia más justa y más democrática. La candidata electa es una afroamericana de origen jamaicano, casada con un blanco judío y, como su madre, involucrada toda su vida en diversas luchas por los derechos civiles.

La nueva vicepresidenta y Jill Biden –esposa del primer mandatario electo americano–, que no dejará de ser profesora aunque viva en la Casa Blanca, serán las dos compañeras de viaje de Biden hacia una transformación social real y profunda del mundo. Un cambio que nos aleje de la era Trump y que nos permita enterrar esta ola de populismo mundial que nos azota a ambos lados del Atlántico para que la democracia salga reforzada de esta crisis sanitaria social y política que afecta a casi todo el planeta.

"La nueva vicepresidenta es una mujer con un currículum impecable y se comprometió en público "a trabajar para eliminar el racismo sistémico en el sistema judicial y en la sociedad. Seré, dijo, una vicepresidenta leal, honesta y preparada pensando siempre en las familias americanas" més
22 oct
opinió / el siglo
La Unión Europea (UE) debería garantizar que los Estados miembros respeten los derechos derivados de los Tratados para asentar el Estado de Derecho base de una sociedad moderna y eficaz. Y, por el momento, no lo está consiguiendo. La realidad de los últimos días nos muestra cómo los derechos que creíamos adquiridos y compartidos están haciendo temblar a una Unión Europea con pies de barro.

La decapitación de un profesor de historia en un municipio al norte de París por haber enseñado en una clase sobre la libertad de expresión las caricaturas de Mahoma pone en cuestión nuestra manera de entender el mundo y atenta contra derechos que creíamos que ya nos pertenecían.
Aquellos hechos del pasado viernes coincidían con el tercer aniversario del asesinato de la periodista de investigación maltesa Daphne Caruana Galizia.

Una profesional que tenía el sueño de vivir sin corrupción, de vivir en democracia y dejar un mundo mejor a sus hijos. Como periodista trabajó toda su vida a favor de la libertad de expresión, por la justicia de la sociedad civil, por la lucha de la verdad de los periodistas, contra la corrupción pero, finalmente, pagó con su vida.

Daphne descubrió la corrupción a los niveles más altos del gobierno de su país, y denunció que Malta era un Estado mafioso, con fuertes vinculaciones con los poderes políticos y los 'papeles de Panamá'. La periodista, autora del blog Running Commentary, ahondaba en una serie de supuestos casos de corrupción dentro del gobierno maltés. Sus investigaciones mostraban los lazos con el narcotráfico y el crimen organizado que se habían extendido por las islas del pequeño archipiélago mediterráneo. Estas investigaciones arrollaron incluso al entonces popular primer ministro, Joseph Muscat, y a diversos miembros del gobierno en una investigación que tres años después está aún por concluir. més
17 set
opinió / el siglo
Bielorrusia no es la misma desde el pasado 9 de agosto, fecha en la que por enésima vez se repetía la manipulación burda de las elecciones presidenciales. El presidente prohibió la entrada de observadores internacionales a pesar de que el país es miembro de la OSCE. Nadie se esperaba lo que sucedió. En Bielorrusia, "la mal llamada oposición desde Occidente estamos ya siendo una mayoría. Y cada día somos más", dice Aleksandra Smirnova, bielorrusa que reside en Barcelona desde hace algunos años.

Ni el presidente Aleksander Lukashenko, que estaba acostumbrado a que su propia maquinaria le devolviera este 80 por ciento con el que le gustaba coronarse, se imaginaba que esta vez sería duramente contestado por la población. Esta vez todo ha sido diferente. Lukashenko ha reaccionado tarde.
Su respuesta ha sido pobre y no ha sorprendido a nadie. Su salida ha sido ir a buscar el apoyo de su amigo ruso Vladimir Putin. Pero con los días veremos como éste le contesta, porque el líder bielorruso ha fracasado en tener el control de la situación y ahora a Putin sólo le estorba.

La autoorganización de la gente empezó con el negacionismo de Lukashenko ante la pandemia. Desde la diáspora empezaron a organizarse recaudando 400.000 dólares para ayudar a la sanidad y cosiendo mascarillas para todos. Esta autoorganización continuó en vistas a las presidenciales de agosto. "Esta no es una revolución por un trozo de pan, sino para ganarse la libertad como pueblo que quiere dejar de ser esclavo de un dictador. Hemos crecido como diáspora y nos estamos organizando igual que lo hacen nuestros compañeros en Madrid", afirma Alena Turava, vicepresidenta de la Asociación RAZAM, bielorrusos de Catalunya (@ElenaDolgova18). més
27 mai
entrevistes / el siglo
Entrevista de Teresa Carreras (Barcelona) a Cristina Gallach, secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, y para Iberoamérica y el Caribe, en su despacho en las Torres Ágora, sede de Exteriores des de donde han abierto puertas y ventanas para dar al Ministerio un mayor dinamismo necesario en momentos muy difíciles.

Con la ministra Arancha González Laya y, su número dos, Cristina Gallach, España se ha dotado de dos mujeres para liderar su diplomacia. Dos emprendedoras que llevan el proyecto europeo en su ADN. Sus claves: multilateralismo y derechos humanos para construir un mundo mejor. "Latinoamérica ha reaccionado al virus con rapidez y eficacia por lo que hay un lugar para la esperanza", afirma la nueva secretaria de Asuntos Exteriores, y para Iberoamérica y el Caribe.

¿Cómo ha impactado la pandemia las primeras decisiones que usted debía tomar?

Tenemos que partir de la excepcionalidad que la pandemia ha introducido en nuestras vidas. Estamos gestionando una situación durísima. España tuvo una respuesta sanitaria muy rápida de emergencia extrema. Todos nuestros esfuerzos se dirigieron a sumar, a dar asistencia a las personas infectadas para después parar el contagio, reforzando los servicios sanitarios el todo el país. Confinamiento. Momentos de mucho miedo y angustia sobre todo para las familias de aquellos que murieron solos. Y luego la decisión valiente de parar la economía, salvo los servicios esenciales. Gracias a la disciplina de la gente, a los esfuerzos de los sanitarios, a la de los servicios esenciales y de muchos otros colectivos estamos superando aquellos momentos críticos. El confinamiento ha funcionado. Nunca había sucedido en nuestras vidas que la economía se parara, pero no solo la nuestra sino también la de Europa y el mundo. més
27 mai
opinió / el siglo
Muchos artículos se escribieron al inicio de este siglo porque el año en curso nos retrotraía a los locos años veinte del siglo pasado. Pero, hasta ahora, lo que nos ha arrojado esta nueva centuria ha sido un mundo complejo y caótico con el regalo de una pandemia que los diversos países gestionan con resultados muy desiguales.

A la hora de enfrentar esta crisis global desde Islandia hasta Taiwán y desde Alemania hasta Nueva Zelanda se ha visto que las mujeres gestionan mejor la nueva contingencia. Si además sumamos lo que sucede en Finlandia, Islandia y Dinamarca, la pandemia revela que las mujeres saben enfrentar mejor las situaciones críticas. No es una norma general, pero la razón sería que hacen un trabajo más eficaz, transparente, firme y con empatía hacia los más vulnerables. Las mujeres dan valor a la vida y son las grandes gestoras de los cuidados. Aunque estas características socialmente no están asociadas con el buen liderazgo"Ha habido un grupo de mujeres dirigentes –dice Cristina Gallach, secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe en las páginas 16 y 17 de este número– que han tenido una comunicación de la pandemia muy afectuosa pero a la vez rotunda, comprensiva y exigente. Y la ciudadanía así se lo ha reconocido".

Sanna Marin, la primera ministra más joven del mundo, preside una coalición de cinco partidos liderados por mujeres, la mayoría entre los treinta y los cincuenta años

Frente a estas líderes, la idea tradicional de la masculinidad que el presidente de los Estados Unidos (EE UU) quiere proyectar en la gestión de la pandemia es la del poder, la fuerza, la valentía, la centralización y el lenguaje bélico porque, supuestamente, 'el virus es un enemigo a batir'. En España los uniformados también protagonizaron las ruedas de prensa de los primeros meses de la pandemia.

Donald Trump visitó hace poco una fábrica de coches que actualmente está haciendo respiradores. Presumió de no llevar mascarilla, teóricamente obligatoria en aquellas instalaciones, y alardeó de habérsela puesto a escondidas para hurtar a los periodistas el placer de vérsela. Los medios conservadores de los Estados Unidos llegaron a escribir, absurdamente, que si el presidente se la hubiera puesto significaría que sucumbe ante el enemigo.

Estas mujeres líderes han surgido de países muy evolucionados, con sociedades muy cohesionadas y de gran madurez democrática. Cuatro de ellas son europeas. Son países que acostumbran a tener coaliciones muy estables. Quien se lleva la palma es Finlandia, con Sanna Marin, que se convirtió en diciembre pasado en la primera ministra más joven del mundo. Ella preside una coalición de cinco partidos liderados por mujeres. La mayoría de ellas tiene entre los treinta y los cincuenta años.

La primera ministra de Noruega dijo directamente a los niños que no pasaba nada por tener miedo. La de Nueva Zelanda habló a través de Facebook desde un autobús. La decana, la canciller Angela Merkel, habló a sus compatriotas con mucha calma y con la verdad por delante diciéndoles que estaban ante un problema grave que había que tomarlo en serio porque el 70% de la población se infectaría.

Sin embargo, la mayoría de sus compañeros varones han politizado la pandemia para empujar sus propios intereses políticos. El gran protagonista ha sido el Presidente de los EE UU, que se juega su reelección en noviembre. Ha hecho una gestión de la crisis nefasta, que ha situado a su país a la cabeza de las defunciones con más de cien mil víctimas por coronavirus. La pandemia que debería haber estrechado lazos y coordinado la respuesta internacional nos dejará un mundo sin cabeza. Queremos un mundo dirigido por mujeres para conseguir mayores cuotas de estado del bienestar para todas y todos.

Miembro de la Asociación de Periodistas Europeos de Cataluña (APEC) de la que ha sido presidenta durante nueve años. Periodista, licenciada en Ciencias de la Información y en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Desde 2006 es la directora del programa de radio 'Cruïlla d'Europa, de Mataró Audiovisual, que actualmente se emite por la Red Audiovisual Local (XAL). Es la coordinadora de la Red Europea de la Plataforma GAMAG (Global Alliance on Media and Gender). Ha trabajado como periodista para TVE durante 25 años, siendo corresponsal en Bruselas (1989-1997) y directora de informativos (2001-2003). Es «Premio Europa» (1997) concedido por la Representación de la Comisión Europea en Barcelona y por la Red Europea de Mujeres Periodistas. Ha sido docente en el Departamento de Periodismo de la UAB, donde actualmente colabora.

més
14 feb
entrevistes / el siglo
Entrevista de Teresa Carreras (Barcelona) realizada a Joaquin Almunia Comisario de Economía de la Unión Europea (UE) de abril 2004-noviembre 2009, Vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y comisario europeo de la Competencia 2010-2014 y dos veces ministro con Felipe González. Es hoy en día un miembro destacado del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).
Joaquin Almunia participó en el programa de radio "Cruïlla d'Europa" del 11-2-2020 (www.mataroradio.cat) junto com Juan Cuesta Rico, presidente de Europa en suma, Oriol Lázaro, secretario General del Consell Català del Moviment Europeu (CCME) y el director de Alternativas Económicas y excorresponsal de El País en Bruselas, Andreu Missé. El programa está dirigido por Teresa Carreras y se emite a través de las emisoras de la Xarxa de Comunicació Local y las emisoras de Ona Digital y tambien de las plataformas globales Radio Garden y Tunein:
https://radio.garden/listen/mataroradio/sFtKSe5I
https://tunein.com/radio/Matar-Radio-893-s111044/


El único líder del PSOE que había intentado antes una coalición de Gobierno con IU valora positivamente la experiencia del actual Ejecutivo. Político con una larga trayectoria en las instituciones europeas y destacado miembro del PSOE, Joaquín Almunia asegura que la salida del Reino Unido ha sido sólo una piedra en el zapato en el camino de la UE. Asegura que España es muy respetada en Bruselas y que le "encantaría que ERC contribuya a que se aprueben los Presupuestos del Gobierno". "Porque no creo que lo vayan a hacer ni PP ni Cs, que están de los nervios", añade.

Las instituciones europeas organizan ahora una Conferencia sobre el futuro de Europa. ¿Cree que es su respuesta al Brexit?

No, en absoluto. No creo que éste sea el principal reto de la Unión Europea. Esta Conferencia surge de una necesidad de que Europa responda de una manera relevante y global a los grandes cambios y enormes desafíos a los que debemos enfrentarnos todos, los europeos y los no europeos, en esto tiempos que corren.

¿Cuáles señalaría cómo principales desafíos?

Expliqué a los europeístas de la asociación "Europa en Suma" que la Conferencia tendrá éxito si se plantean primero cuáles son los desafíos a los que tenemos que responder para que después las instituciones cambien en los Tratados.
La Conferencia tendría que abordar las posibilidades de que la economía del euro no se quede atrás en una época de grandes transformaciones tecnológicas. En segundo lugar, cómo utilizamos las tecnologías y servicios digitales en nuestro beneficio. También cómo afrontar todos juntos el cambio climático, ordenar la inmigración… Y en política exterior, ver cómo mejoramos el funcionamiento democrático de Europa. Ésta es la gran potencialidad de esta conferencia. Espero que no derive sólo en un debate institucional y jurídico.

La negociación con el Reino Unido se va a dar paralelamente a esta Conferencia. ¿Cree que habrá temas que se crucen?

Yo en estos momentos no pondría tanto énfasis en el Brexit. Con los británicos tenemos que tener las mejores relaciones posibles. Son un gran país y tenemos que hacer cosas conjuntas con acuerdo o sin acuerdo. més
x
Actualiza ya tu navegador

O instala un navegador alternativo:

¿Por qué debo actualizar?

Las tecnologías usadas en las nuevas páginas web, poco a poco están dejando de brindar soporte a navegadores antiguos. La visualización de estos sitios con navegadores desactualizados no será óptima.

Un navegador actualizado se encuentra menos vulnerable en aspectos de seguridad frente a los ataques de phishing y publicidad no deseada.